Últimas Noticias sobre Negocios
Inicio » Marketing » 3 mentiras que todos los emprendedores deberían dejar de decirse

3 mentiras que todos los emprendedores deberían dejar de decirse

Empremdedores

El emprendedor, aunque es una persona con mucha motivación y ganas de hacer cosas nuevas, también suele contarse muchas mentiras a sí mismo para, a lo mejor, no sentirse tan inseguro de las próximas decisiones que estará por tomar.

Sin embargo, estas mentiras hacen que el emprendedor pierda control sobre lo que está haciendo y que no sea consciente de las cosas que está ocurriendo tanto con el como con su negocio.

1 – La gente le va a encantar esto

Nunca debemos presuponer algo de nuestros posibles compradores solo porque a nosotros nos gusta lo que estamos haciendo. Esto solo hace que estemos destinado al fracaso, ya que intentaremos vender el producto solo bajo las características que nosotros encontramos interesantes.

Por más que nos guste nuestro producto, intentemos siempre mantener una actitud neutral frente a este, con el fin de no solo encontrar las cosas positivas de este, sino también las negativas (que son las que más importancia tiene).

2 – No tengo tiempo para leer

Si bien los emprendedores tienen iniciativa y siempre están buscando formas de poder mejorar su producto o servicio, también tienden a caer en decir que no tienen tiempo para leer. Leer es algo importante y que todos debemos dedicarle un poco de tiempo durante el día.

No por nada, todos los exitosos empresarios suelen leer 6 a 12 libros al año, ya que entienden que la información que están recibiendo también los ayudará a mejorar su trabajo.

Intentemos mezclar ficción como libros técnicos sobre el tema en el que estamos trabajando hoy en día.

3 – Voy a trabajar más tiempo

Si bien un negocio necesita que se le dedique una cierta cantidad de horas al día, pensar que trabajando más tiempo y más fuerte va a lograr que nuestro emprendimiento vaya más rápido es un grave error.

A veces las cosas necesitan su tiempo de reposo para que logren el efecto esperado. Además, tampoco se trata de trabajar más, como si el tiempo fuera la solución a todo. También hay que pensar en qué debemos trabajar y que cosas van a dar resultado.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*