Últimas Noticias sobre Negocios
Inicio » Novedades » La Regla de Oro para una Idea de Negocio

La Regla de Oro para una Idea de Negocio

idea de negociTodo joven con visión empresarial, tiene grandes ideas de negocio que surgen en diferentes actividades de su vida. Pueden surgir nuevas ideas mientras toma una ducha, mientras conduce su auto, mientras se sirve el desayuno, en fin.

Una idea de negocio puede nacer en cualquier lugar y en cualquier momento, prácticamente de la nada. Cuando llega una idea uno comienza a entusiasmarse a medida que te das cuenta que el mundo lo necesita.

Rápidamente piensas en un simple plan de negocios sólo con los puntos principales. ¿Cómo lo haré, cómo lo empaquetaré, cómo lo comercializaré, y por supuesto cuánto dinero ganaré?

Cuando la idea florece y se expande a un completo plan de negocio, te preguntas a ti mismo: ¿Por qué no se me ocurrió antes esta gran idea?. Entonces, en un futuro cercano, te ves sentado en un gran sillón fumándote un cigarrillo mientras el reportero de una prestigiosa revista está escuchando atentamente a medida que cuentas tu historia de éxito.

A los pocos días sigues pensando en grande. En tu cabeza sólo está tu gran idea que se va poniendo cada vez mejor. Lo que comenzó como una simple idea se ha convertido en todo un plan de negocio funcional y que generará jugosas ganancias. Por supuesto, todo aún está en tu cabeza, pero por ahora no habrá nada ni nadie que pueda detenerlo.

Te emociona tanto que le cuentas de tu gran proyecto a tu mejor amigo. Es evidente que las grandes ideas como estás deben mantenerse en secreto, porque alguien te puede robar la idea pero él, como es tu mejor amigo, promete que no se lo dirá a nadie.

Entonces comienzas a contarle con gestos, gran entusiasmo y con lujo de detalles lo que será de tu gran proyecto. El escucha atentamente y al final de tu buen discurso le dices: “así que… ¿qué te parece?

Tu amigo agacha la cabeza y la vuelve a subir, luego te mira fijamente a los ojos y te dice: “Nunca va a funcionar”.

Reacciona como no lo pensabas… piensas que tal vez no entendió algún importante detalle y comienzas a explicar de nuevo. Pero no sirve de nada, tu amigo no cambia de idea.

Al día siguiente, te ríes de ti mismo por haber tenido una idea tan tonta.

¡Tu idea no funcionará!

Hay una cosa que puedes estar absolutamente seguro de que sucederá después de tener una gran idea, es más puedes estar tan seguro que se le podemos llamar la regla de oro de las grandes ideas.

La Regla de Oro de las grandes ideas: La gente te dirá que tu gran idea no funcionará.

Desafortunadamente la mayoría de los jóvenes empresarios no son conscientes de esta regla. Tienen una gran idea, pero sólo dura hasta que alguien le oscurezca la mente y le diga que no va a funcionar.

Al principio, el joven empresario queda sorprendiendo por el rechazo, pero a continuación el mismo crea sus propias razones por las que su idea no va a funcionar.

Es una lástima que muchas ideas de negocio se quedan solo ahí, en ideas. Pero es sabido que las grandes ideas las han realizado personas que en su momento no hicieron caso cuando les dijeron que “nunca funcionaría”

Por supuesto que no va a funcionar; es algo nuevo

La principal característica de una gran idea es que es algo completamente nuevo, nadie lo ha pensado antes. Se descubrió una nueva forma de dar a la gente lo que quiere, aun incluso cuando ellas mismas no saben lo que quieren. 

Antes que Henry Ford produciera en masa coches, ¿sabía que la gente quiere coches? Ford dijo:

“Si le hubiera preguntado a mis clientes qué querían, habrían dicho un caballo más rápido

Henry tuvo una gran idea, pero nadie supo lo que pensaba hacer. Si le hubiese dicho a su mejor amigo de su gran idea, la respuesta probablemente hubiera sido: “nunca va a funcionar.”

Es natural ver una buena idea como una mala idea. La gente sabe que quiere un caballo más rápido, pero no saben nada sobre los coches. ¿Coche?, ¿qué es eso? Eso sonaría en su tiempo como una mala idea, al igual que un caballo más rápido.

No se deshaga de la Gran Idea de Negocio

Por supuesto que no todas las grandes ideas funcionarán. Algunas de ellas están destinadas a fracasar.

Pero la única manera de saber si su gran idea funciona es confiar en si mismo y en su capacidad de tener ideas de negocio. Usted es el mejor juez para su gran idea de negocio.

Pruébelo. No lo deje de lado sólo porque

alguien le dice que no va a funcionar

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*